Gloria Navarro ya había decidido activar una huelga de hambre junto con sus compañeros de trabajo del hospital de Barrancas del Orinoco, Tulio López Ramírez. Finalmente otros tuvieron miedo, pero ella, que tiene 22 años de servicio, “sí se aguantó”, como dicen algunos deltanos.

El viernes 7 de julio a las 10 am, los padres de la enfermera, Gloria Navarro, recibieron una llamada que los alarmó. Por el hilo telefónico se pudo escuchar: “tu hija se encadenó en la plaza”.

Barrancas del Orinoco es un pueblito que está al sur del estado Monagas. Es la ciudad más antigua de Venezuela, según datos históricos. Y de allí es Gloria Navarro, una enfermera que no se atrevió a decir su edad, pero su rostro y actitud desnudan juventud, valentía… La entrega misma.

Sobre las 10 am del viernes 7 de julio, Gloria Navarro concretó su huelga de hambre y además se encadenó en la plaza Bolívar de Barrancas del Orinoco. Tomó esa iniciativa porque ella y todo el personal se sentían impotentes ante la crisis de salud en el hospital, Tulio López Ramírez: no hay medicinas, ambulancia, equipos de laboratorio, reactivos para las muestras de sangre y son atacados constantemente por personas que delinquen.

Hasta el lunes 10 de julio, a las 9 am, no había recibido respuesta oficial. Según Navarro, en la tarde del lunes, después de más de 72 horas en huelga, el señor, Endy Vellorín de la cúpula del Psuv en esa zona, le informó que la misma noche en la que Navarro salió a protestar, el hospital de Barrancas del Orinoco fue dotado de medicamentos. Sobre la ambulancia, Vellorín se comprometió a dar respuesta con un vehículo reparado para dentro de 10 días.

Las afirmaciones del enviado de la gobernadora de Monagas, Yelitza Santaella, hicieron levantar la huelga de hambre de la enfermera, Gloria Navarro, ahora la heroína de Barrancas del Orinoco.

PD.

Familiares de Gloria Navarro están orgullosos, pero decepcionados de su pueblo porque más nadie se sumó a la presión.

Loading...
Compartir