Foto de archivo web.

Las panaderías de la capital de Delta Amacuro ha empezado a excluir al deltano de a pies, reveló un joven que lleva una semana tratando comprar pan en Tucupita.

El afectado decidió recurrir a este medio de comunicación por considerar que la iniciativa rompe toda regla de mancomunidad, igualdad e incluso humanidad.

“Solamente compran panes los amigos de los dueños, los de buen perfume y buen vestir, los de la casta pues”, dijo el estudiante de informática de la UTD Francisco Tamayo.

En varias oportunidades, quien expone la problemática ha visto a “los panas” retirar sus panes, mientras que los de la cola son descaradamente apartados del beneficio en medio de una Venezuela carente de comida y que golpea más al deltano común.

El joven aclaró que no tiene nada contra algún estrato social, pero sugirió a los dueños de las panaderías y a los beneficiarios por “amistad”, ser más honestos a la hora de la venta. El también estudiante instó  ser justos en medio de la crisis: “todos queremos comer”, finalizó el muchacho de 23 años .

 

Loading...
Compartir