Profit y Fundajanoko

Muchos continúan buscándole explicación y por más vueltas que le dan siguen sin comprender.

¿De qué va la cosa? ¿De que recóndito lugar del plantea surgieron? ¿Vinieron o los mandaron? ¿Son de Yelitza, Ludmila, Alexis o Lizeta: de quien carajo son? Esas y otras inquietudes se mantienen como las preferidas de los tertulianos deltanos de cafés.

Curiosamente cuando algunos voceros intentaron explicarlo en los medios, más nos confundieron. No aclares que oscurece, afirma la sabiduría popular.

Los de Profit y Fundajanoko irrumpieron en escena con una fuerza telúrica pocas veces vista y dejaron al pueblo perplejo.

Cumplieron de forma casi milimétrica con lo prometido en la Catedral, plaza Bolívar y reparto de juguetes, y animaron una navidad dislocada por el presidente Maduro y los billetes de 100.

Por el valor intrínseco de sus acciones fueron el sacudón del 2016.