El tambor de gasolina revendido llegó a 1 millón de bolívares en Volcán

La escasez de combustible y las crecientes necesidades de la población han puesto el precio del tambor por las nubes.

El movimiento inusual de embarcaciones en tiempos de elecciones, los viajes a países vecinos, el inicio de clases, la necesidad de cobrar los beneficios otorgados por el gobierno nacional en Tucupita en vísperas del 15-O, y el alza del precio del dólar, son detonantes de su incremento.

Por diversas vías se puede conseguir el combustible en el puerto de Volcán, llegando a costar según sea el caso, hasta un millón de bolívares.

Los vehículos con doble tanque, los desvíos de combustible de uso privado y oficial, los funcionarios policiales que cobran aduana, las pequeñas mafias que compran bomberos, indígenas y hasta militares, los propios indígenas que viven de su comercio ilícito, algunos hombres de verde, y los contrabandistas de siempre, apuntalan los altos precios.

Es tan grande la diferencia entre el precio nacional e internacional, y tan pingues las ganancias, que se ha convertido en el mejor de los negocios.

En medio de la crisis que nos aqueja, da la impresión de que el estado perdió la batalla.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta