Al menos 150 personas, quedarían sin trabajo debido al presunto cierre de la planta azucarera ubicada en la sede de la proyectada “cocotera deltana”, en el sector Carapal de Guara, Tucupita.

Luego de dos semanas sin procesar mercancía, y observando cómo fueron desplazadas del lugar 12 gandolas con los equipos y materiales pertenecientes a la empresa, temen lo peor.

Según una de las personas consultadas, un funcionario de la compañía les habría dicho que, “el gobierno regional les debe bastante y por eso se ven obligados a cesar sus funciones”.

La misma fuente indicó que en la planta laboran 110 obreros en dos turnos, cada uno de 55 obreros, más el personal administrativo, para alcanzar unas 150 personas.

“Desmantelaron las máquinas, es un claro indicio de que se van”, manifestó un trabajador.

Este miércoles tienen previsto presentarse ante los portones en demanda de una respuesta, que les aclare su situación laboral de aquí en adelante.

 

Loading...