180 trabajadores del Ministerio de Educación exigen el pago de sus quincenas «suspendidas» en el Delta

Trabajadores administrativos, obreros y docentes fueron excluidos de la nómina del Ministerio de Educación (ME) sin razón, denunció un grupo de trabajadores conformado para hacer seguimiento y denunciar lo ocurrido en la Zona Educativa del estado Delta Amacuro.

Al menos a 180 personas del sector educativo se les suspendió el salario desde la segunda quincena de junio de 2021, es la explicación que sostienen. Luego de los primeros reclamos, 60 carpetas con los datos de los trabajadores fueron enviados a Caracas, aunque hasta ahora no han sido reincorporados.

El resto, es decir, 120 trabajadores de la educación,  siguen esperando por el envío de sus carpetas a Caracas, que ayude a resolver este incidente. Por lo pronto, las 180 personas siguen sin percibir sus respectivas quincenas desde el 25 de junio, lo que implica un retraso de cinco quincenas sin pagar.

¿Despedidos o pagos suspendidos?

En medio de lo que ocurre, existe una confusión entre los vulnerados porque las actualizaciones de recibo de pago que emite el sistema del Ministerio de Educación, siguen mostrando que son personal activo del ente educativo.
Pero sus salarios dejaron de ingresar desde finales de junio.  El grupo representativo de los afectados asegura que fueron despedidos.  Ante este hecho, 120 personas que aguardan por sus salarios, no solo exigen que se los reintegren, sino también que sean pagadas las quincenas que dejaron de percibir, además del bono vacacional, uniforme, útiles escolares y evaluación que correspondía para el momento de la exclusión.

No es posible un abandono de cargo

Fanny Granadillo, directora de la Zona Educativa del estado Delta Amacuro, habría argumentado “que los despidos habrían sido por abandono de cargo”. Este justificativo no es creíble por las restricciones por Covid-19, aplicadas también al sector educativo.

Por si fuera poco, parte del personal con salario suspendido son trabajadores administrativos de la Zona Educativa que también fueron excluidos, sin que hayan dejado de asistir a sus puestos laborales.

Más allá de los argumentos que había esgrimido Granadillo, aseguraron que “no es posible un abandono de cargo” cuando la pandemia paralizó todos los servicios. Las escuelas no fueron ajenas a estas medidas, y casi todo el universo de trabajadores del sector educativo debieron parar, excepto los administrativos y parte del personal convocado para actividades puntuales, casi siempre con fines políticos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta