Imagen referencial/panorama.com.ve

Entre la semana del 18 al 24 de enero, solamente se contabilizaban 8 casos sospechosos del virus en la entidad, informó el médico Martín Márquez, director de salud.

Hasta la tarde del pasado martes, las cifras habían cambiado y ascendía a 45 los pacientes en observación.

Tal como lo dio a conocer la coordinadora de epidemiología del estado Delta Amacuro, Norelis Moreno, 45 deltanos presentan un cuadro clínico cuyos diagnósticos vislumbran a que se trate del virus Zika. De los posibles casos, 13 muestras fueron enviadas hasta el Instituto Nacional de Higiene en la ciudad de Caracas para confirmar o no, la existencia de la referida patología en la región.

Moreno se refirió  a un  convaleciente que hasta ahora presenta  síntomas muy similares al síndrome del Guillain-Barré, “enfermedad neurológica autoinmune en el que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a una parte del sistema nervioso periférico, la mielina, que es la capa aislante que recubre los nervios. Cuando esto sucede, los nervios no pueden enviar las señales de forma eficaz; los músculos pierden su capacidad de responder a las órdenes del encéfalo y éste recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo”.

Consultada por las estrategias de prevención, Norelis Moreno, admitió las dificultades que presenta el  sistema regional de salud para adquirir los materiales de fumigación, sin embargo, se mostró optimista al afirmar que actualmente abordan las comunidades con campañas de prevención y  jornadas de saneamiento químico.

Loading...
Compartir