Lizeta Hernández “hoy le doy gracias a dios por permitirme cumplir un año más al lado de mi pueblo”

(Fátima Rivas / Fotos Freddy León) Desde tempranas horas de la mañana de éste miércoles, servidores y servidoras de las instituciones deltanas junto a la militancia revolucionaria se congregaron en la Iglesia San Antonio del municipio Tucupita para celebrar una misa de acción de gracias y  homenajear a la líder regional y gobernadora Lizeta Hernández, quien arribó a 50 años de vida al lado de su pueblo.

La fecha fue propicia para reunir a los recién electos alcaldes revolucionarios, materializándose ante los ojos de dios y la feligresía, el comienzo de la gestión de la eficiencia bajo un solo gobierno.

Tal y como lo destacó Lizeta Hernández, “hoy compartimos junto a todas nuestras instituciones públicas, al lado de nuestros nuevos alcaldes y alcaldesas nuestra misa de aguinaldos y acción de gracias, como todo el año al lado de nuestro pueblo, junto todos como un solo Gobierno”, dijo.

¡Hay que saber administrar las victorias!

Hernández aclaró que hoy más que nunca se deben redoblar los esfuerzos junto al pueblo para reimpulsar las políticas sociales, económicas y productivas de Delta Amacuro, llamó a los nuevos líderes municipales a saber administrar las victorias, sin dejarse dominar por el ego, consolidando logros que beneficien a un pueblo que espera, “salgamos a profundizar las banderas de la educación, salud, seguridad y producción de un estado que debe profundizar su política desde la óptica de la paz, de la verdadera unión y del trabajo”.

50 años no son cualquier cosa

Para Lizeta Hernández la trayectoria ha sido larga, y sus casi 9 años de gestión de gobierno, próximos a cumplirse el 15 de diciembre, han sido proporcionales en cuanto a resultados positivos y una alta capacidad de ejemplo, de disciplina y lealtad indiscutible, que la han convertido en artífice de logros colectivos, lejos de individualismos, con carácter tajante y una sensibilidad bien administrada; cualidades que la han convertido en la gobernadora del pueblo deltano.

Lizeta, la de la gestión inclusiva para afectos y detractores, tiene mucho para dar como máxima gerente de este estado; porque como ella misma alega, “la revolución bolivariana no está para separar, sino para incluir y beneficiar a todos por igual, materializando el legado de nuestro Comandante Chávez, trabajando junto a nuestro Presidente Nicolás Maduro, llevando las riendas de un pueblo deltano que nos necesita cada vez más responsables, más unidos, más productivos y más leales cada día.  50 años no son cualquier cosa, son una invitación a seguir trabajando sin descanso por este Delta invicto, por este pueblo de paz,  del que me siento orgullosa de representar y junto al que hoy cumplo un año más”, dijo.

Loading...