538.282,35 Bs ¡quincena – paupérrima – de un docente universitario en Venezuela! (1/2 tiempo)

Por: Prof. MSc. José Daniel Fuentes

Lo escribo con todo el malestar y la indignación que causa esto, ¿cómo es posible ésta desgracia qué estamos padeciendo los educadores venezolanos con nuestros “sueldos de hambre”?, porque esto no tiene otro calificativo posible e igual afecta a todos los niveles.

A muchos se nos hace incomprensible el hecho de que habiéndonos preparado académicamente como docentes,  con: pregrados, postgrados, doctorados, congresos, cursos, diplomados y cualquier otra actividad que nos ayudara a mejorar como profesionales y así brindar la mejor calidad educativa posible, el ESTADO VENEZOLANO, nos “HUMILLE” de ésta manera, ¡eso sí!, el nivel de exigencia no ha bajado ni un ápice y siempre recordando nuestros deberes, (que por cierto los cumplimos como podemos y muchas veces, sino todas, con nuestros pocos recursos propios), por esto es hora de hacerle un llamado al ESTADO VENEZOLANO y recordarle lo siguiente:

Artículo 91: Todo trabajador y trabajadora tiene DERECHO a un salario suficiente que le permita vivir con DIGNIDAD y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales.

Ahora pregunto señor presidente, usted como representante actual del Estado Venezolano ¿Considera este sueldo digno?; señor presidente ¿cómo cubro yo docente, las necesidades “básicas” de mi familia?; señor presidente ¿la CONSTITUCIÓN se cumple para algunas cosas y para otras no, o es que acaso el Estado Venezolano sufre demencia selectiva?.

Señor presidente, ojala pudiéramos intercambiar roles, para ver ¿cómo haría usted para responderle cara a cara a su familia con este sueldo, y ver a sus hijos con hambre, sin ropas, ni zapatos y esperando este sueldo indigno cada quincena?, le aseguro que una vez conocido la desmotivación, la indignación y el estrés emocional que causa esto, a los pocos días daría un sueldo decente. No puede haber tanto maltrato hacia los profesionales de la docencia, responsables primigenios de la educación de nuestra sociedad. Es impensable que la educación no sea una prioridad en nuestro país, y lamentablemente así lo percibimos, porque vemos con preocupación y desconsuelo cómo los políticos diputados, tienen sueldos que sobrepasan lo que podrían cobrar 20  docentes en una quincena.

Esto no es un acto subversivo, esto es plantear la realidad oscura que nos arropa, los docentes nos sentimos desmotivados, humillados y aun así nuestra VOCACIÓN sigue intacta, pero lamentablemente NUESTRAS FAMILIAS NO SE ALIMENTAN DE ELLA. Necesitamos respuestas contundentes para el gremio docente, basta de excusas cantinflescas y basta de pseudo dirigentes sindicales que no han tenido la valentía de EXIGIR, se cumplan los derechos constitucionales y más aún contractuales con intención de mejorar  las  malas condiciones en las cuales se encuentra sumergido el gremio docente.

Este  escrito nace de la indignación de muchos, no como un llamado a la violencia, esto es un llamado a reflexión a los representantes del ESTADO VENEZOLANO.

¿Hasta cuándo tanta falta de respeto hacia el gremio docente y nuestra educación venezolana?.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta