Mas de 60 robos en Tucupita cada fin de semana

La categoría robos en el caso de esta publicación incluye: atracos, hurtos, arrebatones, secuestros y privaciones ilegitimas con miras a despojar a las personas de todas sus pertenencias, etc.

Cerca de la mitad se denuncian, la otra mitad se queda en el tintero, en la iracundia de las víctimas, que deciden no denunciar por considerar que no conseguirán nada con ello.

Algunos son golpes muy duros, desmantelando por completo salas web de instituciones educativas, o muy fuertes según a quien, duele muchísimo que nos roben un celular en los días que corren, tomando en cuenta el precio estratosférico que han alcanzado.

Lo más lastimoso es que para todo hay compradores, y los cuerpos policiales nos inundan de noticias sobre la captura del ladrón de un bolibomba, mientras que no recuperan una sola computadora o el compresor de un aire. Es de chiste.

Esto no incluye apropiaciones menores, como el jabón o el enlatado que algunos toman de los anaqueles y se llevan escondidos en la ropa, o la fruta que sin permiso tomamos y cargamos en nuestros bolsillos, ni delitos de otro tenor como el trafico de drogas, el bachaqueo o el contrabando.

Tucupita es un reducto del hampa, se hizo a la cultura del delito y por mas funcionarios que haya es muy poco lo que se ha de conseguir, a menos que se ponga el ejemplo desde arriba y desde abajo, desde arriba con más corruptos tras las rejas y un sistema judicial menos venal, y desde abajo con educación en valores y un acendrado sentido de honestidad y justicia.

Y cero investigadores o funcionarios policiales que vivan del delito.

 

Loading...