Tucupita amaneció el lunes (12.8.19) con un ambiente desolador.  El silencio se apoderó de la pequeña localidad en horas de la mañana, mientras un grupo de comerciantes, trabajadores y la sociedad civil como tal, se apostaban en la plaza Bolívar de Tucupita. Era parte del panorama de un paro convocado el pasado miércoles 7 de agosto.

La Cámara de Comercio convocó a un paro de 12 horas a todos sus agremiados, a concretarse este lunes 12 de agosto. Esta medida se materializa luego de varios intentos fallidos, en los que los  empresarios no lograron convencer a la alcaldía de Tucupita de no poder pagar un impuesto, que aseguran son arbitrarios e impositivos.

Inés Figueroa, secretaria de la Cámara de Comercio de Tucupita, aseguró que la convocatoria a paro  ha sido acatada en un 95%, toda vez que, destacó la presencia mayoritaria de los propietarios de los locales que bajaron sus santamarías junto a sus trabajadores.

Figueroa lamentó que se esté imponiendo  un pago de impuesto que, de materializarse, terminarán clausurando los comercios al final del mes. Consultada acerca de las posibles sanciones que podrían afrontar, la comerciante desestimó tales medidas, tomando en cuenta que las consecuencias podrían ser más devastadoras para la sociedad civil.

“Lejos de sanciones, que se siente (la alcaldesa) con nosotros (los comerciantes) en un ambiente de paz y respeto, y que discutamos acerca de los impuestos con criterios técnicos”, declaró Inés Figueroa.

Por su parte, Adelaida Da Silva, vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Tucupita, habló acerca de las posibles iniciativas futuras. Apenas alcanzó decir que mañana (13.8.19) podrían convocar a una nueva asamblea para decidir- juntos- nuevas medidas. No obstante, asomó la posibilidad de acudir al Tribunal Supremo de Justicia, donde buscarían derogar la ordenanza municipal.

Loading...
Compartir