Los Juegos Nacionales Juveniles del 2011 en Carabobo, significaron un hito en la historia deportiva del estado Delta Amacuro.

Por primera vez en más de 30 años del evento deportivo amateur más relevante del país, los representantes de una disciplina, el fútbol de salón, obtuvieron la medalla de oro en un deporte de conjunto.

Antes de eso ni siquiera un bronce habían obtenido los equipos de la tierra del agua.

Luego de esa gesta, dos años después en el 2013, el beisbol femenino y el básquet masculino obtuvieron plata y bronce respectivamente, cerrando con brillantez las participaciones en el viejo formato de la competencia, de la que fuera vinotinto hasta que fueron cambiando los colores a la tonalidad de la nueva bandera escogida por votación popular en los tiempos de la gobernadora Yelitza Santaella, ahora mandataria en Monagas.

La Dra. Lizeta Hernández, actual gobernadora deltana los premió con un valioso aporte en metálico, quedando pendiente la vivienda.

Casa por cierto, que no prometió la gobernadora, la oferta correspondió a parte de su gabinete de infraestructura, lo que llevó a los muchachos a pensar que para el momento de formular la propuesta nunca creyeron en su victoria.

Y la lograron, de manera espectacular y sin dejo de duda, ganándose el titulo de héroes.

Loading...