Los deltanos abrigan esperanzas con este nuevo equipo de gobierno

La crisis nos arropó, el bolsillo no da para más, la inflación nos hincó de rodillas.

La inseguridad nos atenaza, y la carencia de medicinas es un autentico dolor de cabeza, que no logramos mitigar.

En medio de ese panorama desolador se produjo un proceso electoral, que en el caso deltano genera esperanzas.

Tenemos tres nuevos alcaldes, cuya trayectoria política refleja bastante seriedad y dedicación, y uno que repite; son personas formales.

“Tany” rompe el molde, comerciante y activista del Psuv en esa tierra de nadie que es Pedernales, parece haberse sustraído de la fiebre del tráfico de drogas y armas, y del contrabando de especies animales y combustible, manteniendo un historial limpio y una hoja de vida transparente.

Amado fue en términos generales un buen alcalde, y es otro al que se le reconoce haber vivido de su esfuerzo; mas allá del comercio lícito de pescado, jamás fue señalado por haber incurrido en el negocio del combustible ni en el saqueo al erario público. La auditoria su gestión arrojó una administración responsable. Y si algo hizo, equivaldría a un niño de pecho al compararlo con algunos ex alcaldes con quienes simultaneó gestión, fue el menos controvertido de todos.

Loa ha sido la más atacada, algo razonable por cuanto los trapitos sucios de Tucupita se lavan en casa, si hubiera hecho carrera en Pedernales o Antonio Díaz poco sabríamos de la naturaleza de su desempeño en el sector publico. Tiene una experiencia invalorable para ejecutar una buen gobierno, más de la que ningún alcalde tuvo antes, por tanto, no tiene justificación para realizar una gestión fallida.

El cuarto del trébol de ases, el de Casacoima, Edgar Guzmán, es según referencias de allegados, un hombre temeroso de la ira de Dios, lo cual es bastante. Taimado, reservado y hasta esquivo, fue el primero en comprender la necesidad de hermanar su gestión con la gobernación, lo que habla de su astucia.

Los cuatro serán nuestros puentes para cruzar con tranquilidad y renovadas ilusiones el puente de la crisis y mirar con optimismo el futuro.

Nada fácil.

Loading...