De forma extraoficial se pudo conocer que los 12 militares presentes el pasado domingo 24 de enero en la Escuela de Formación de Guardia Nacionales con sede en isla de Guara, fueron enviados por orden del juez militar que lleva el caso al Internado Judicial La Pica, de Maturín.

De diversos rangos: Capitán, Teniente y Sargentos, se supone, que tanto por acción u omisión fueron elementos actuantes o ejercieron influencia decisiva sobre algunos alistados que se sumaron a las acciones, que dieron pie a los controvertidos hechos.

Sin determinar aún las responsabilidades individuales sobre la acción que costó la vida al joven casacoimense Euro José Lepage Da Silva y envió otra veintena a varios centros hospitalarios deltanos, el magistrado habría considerado que existen suficientes elementos de convicción para ordenar su reclusión inmediata.

El caso ha generado honda repercusión nacional activando comisiones parlamentarias, militares y de derechos humanos, en tareas de investigación, y la intervención de los fiscales 49° nacional y 7ª de Delta Amacuro, Oliver Uribe y Mariana Jiménez, a cargo de las imputaciones.

No sería la primera vez que ocurre, en ocasiones anteriores otros jóvenes requirieron de atención hospitalaria luego de la jornada de recepción de nuevos alistados, sin llegar a la magnitud del agravio actual.

Queda pendiente la investigación sobre el cúmulo de nuevos ingresos que no presentaron pruebas de admisión y sin embargo fueron agregados al grupo. Extraoficialmente se habla de unos 40 muchachos y muchachas, algo que se ha vuelto una práctica reiterativa. Son elementos a considerar a medida que avance el juicio.

Se habla también de los excesos contra jóvenes que provienen de asentamientos campesinos o municipios foráneos, mientras que los de algunas zonas de Tucupita son tratados con extrema consideración.

A última hora se pudo conocer que el G/B Miguel Morales Miranda, Comandante de la Zona GNB Nº 61, habría sido relevado de su cargo, información por confirmar.

 

 

Loading...
Compartir