Una toma panorámica de una parte del centro de Tucupita / Tanetanae.com.

La otra pandemia de los deltanos ha sido la inseguridad. Un flagelo que retoma auge en Tucupita. De acuerdo con datos que maneja Tanetanae.com, el primer ataque desde que inició el encierro social por coronavirus, fue en abril, desde entonces se ha desatado los abordajes de esa naturaleza.

Las comunidades han reportado un preocupante incremento de los ataques a domicilio, aunque también asaltos a mano armada, son los modus operandi de los implicados.

Tanetanae.com ha seguido de cerca y ha publicado los más recientes ataques, que suman, desde abril hasta la actualidad, 15 hechos como, asalto a mano armada, abordaje a domicilio y hurtos menores.

Los afectados  consultados respecto a los casos de inseguridad, han denunciado no haber visto el accionar de los organismos del Estado en sus comunidades, y les han cuestionado porque no suelen acudir a los llamados, cuando se logra comunicación. Lamentan que aunque puedan surtirse de combustible, aseguren no tener gasolina.

A la señora Josefa Aranguren le robaron una bomba de agua, que estaba en casa de su vecino, donde varios desconocidos ingresaron para robar, en El Torno.

«A los malandros se les quitó el miedo al Covid-19 y ya andan por ahí indetenibles», lamenta Aranguren.

Delta Amacuro supera los 400 casos de coronavirus según el reporte oficial. Unas 40 personas han fallecido de Covid-19,al menos es el balance clínico que maneja la misma gobernadora Lizeta Hernández.

La pandemia sigue haciendo estragos en Delta Amacuro, mientras la inseguridad también. Algunos ciudadanos achacan este flagelo al retorno de personas desde Trinidad y Tobago, que ya poseían un prontuario previo a su migración.

Loading...
Compartir