Un nuevo ataque se perpetró la madrugada de este sábado. Ya el fin de semana pasado personas desconocidas le propinaron un duro golpe al establecimiento comercial Officel, ubicado en el callejón al frente del mini auditorio de techo azul en la plaza Bolívar de Tucupita.

La madrugada de este sábado, cuando aún no se habían recuperado, los hampones repitieron. Las gráficas dan testimonio de lo sucedido.

La oscuridad del sector pudo haber contribuido a que ocurriera el hecho. A su propietario no le quedó sino reírse ante lo absurdo de la situación, “en un momento pensé en irme del país, sin embargo, opte por luchar por mi patria y el hampa me paga con esto. Mi señora ni siquiera quiso venir al local a ver, se siente frustrada, no es para menos, con esto que sucedió nos tomara mucho tiempo levantarnos”.

Los funcionarios del Cicpc y Polidelta que acudieron al lugar, los bautizaron como “Los Hulk”, debido a la violencia ejercida sobre las puertas.

Para ingresar rompieron un candado anticizalla y levantaron el portón de hierro del Bodegón Leogenesis, ubicado al lado, para luego arrancar de cuajo la puerta trasera de Officel.

De Leogenesis se llevaron refrescos, embutidos y verduras, mientras que de Officel, cuya seguridad había sido reforzada recientemente, cargaron con artículos de oficina, computadoras y cámaras de seguridad, entre otros bienes, que aún no han sido cuantificados.

Extraoficialmente se pudo conocer que habrían sido detenidos dos sujetos con parte de lo hurtado, esperando por mayores detalles.

 

 

 

 

Loading...