Foto referencial

Personas desconocidas se llevaron un computador de suma importancia para la empresa estatal de petróleo, el pasado 21 de diciembre.

Del tráiler de Producción sustrajeron el equipo que atesoraba los informes provenientes de la sala situacional.

Al CPU de la marca DELL, lo cargaron con monitor, teclado y mouse, es decir, completo.

Como no había factura, la investigación no procedió. Tiempo atrás lo trajeron de otra oficina, sin entregar los recaudos correspondientes.

A decir de uno de sus funcionarios, «casi siempre es la misma historia, ni se molestan en buscar, ni encuentran nada».

Con la producción totalmente paralizada, va a costar mucho recomponer la filial local, milagro que sus trabajadores esperan ocurra en el 2020.

Loading...