Los cuerpos de seguridad, principalmente la GNB, están desplegados por toda la ciudad.

En proporción de 3 a 1, más militares que PNB, Polidelta y Politucupita, tanto los órganos castrenses como los policiales, han cumplido cabalmente con sus deberes manteniendo niveles de seguridad óptimos. Valga nuestro reconocimiento.

El reclamo que hemos escuchado a menudo y que estamos a tiempo de subsanar es la poca cantidad de alimentos que les suministran; en palabras de uno de los funcionarios, “son muchas las horas al sol, de pie, lejos de  casa, y necesitamos comer una cantidad que nos satisfaga”.

En al menos tres lugares nos comentaron lo mismo, quizá porque se les prohíbe expresarse, quizá porque se saben merecedores de algo mejor.

Loading...