Han transcurrido tres meses desde que se cometiera el brutal homicidio de la Dra. Elina Cotúa, por lo que sus familiares hacemos pública nuestra solicitud de que se haga justicia.

La Dra. Cotúa fue una ejemplar servidora pública, que dedicó más de 40 años al ejercicio de la Medicina, en favor de la salud de su pueblo y el país.

Ese abominable hecho conmociono a toda la familia, amigos, colegas y colectividad deltana en general, debido a que la galeno fue reconocida como una persona de trato cordial y respetuoso, honesta, responsable, estricta y muy exigente en todos los cargos que como gerente le correspondió ejercer demostrando siempre su gran espíritu altruista y ética profesional, así lo demuestra su intachable hoja de servicios, sobre lo que pueden dar Fe quienes la conocieron.

La familia ha estado pendiente de las investigaciones que deben estar llevando los organismos competentes, sin embargo, vemos con asombro que a la fecha actual no hay respuestas satisfactorias sobre el caso, ni pronunciamiento alguno que conlleve a capturar a los autores intelectuales y materiales de este repudiable crimen.

En tal sentido, los familiares y la comunidad deltana conmovida y preocupada por la falta de justicia, instamos a la Fiscalía del Ministerio Publico a pronunciarse sobre este homicidio (femicidio), en respeto a los Derechos Fundamentales de los Ciudadanos garantizados en nuestra constitución y en la Ley Orgánica contra la Violencia de la Mujer, y que los culpables sean identificados y castigados con todo el peso de las leyes, ya que de la justicia divina se hará cargo el Creador.

Loading...