Foto: archivo.

La crisis económica de Venezuela ha ido afectando progresivamente la intimidad sexual de los deltanos. Varios de ellos intentan acceder a los productos anticonceptivos, pero sus costes- aparentemente-  tiende a disminuir sus apetitos íntimos.

De acuerdo con un abordaje realizado en las cuatro farmacias de mayor demanda de usuarios en el centro de Tucupita, existe un promedio diario de unas seis personas, quienes intentan adquirir productos como, condones, “pastillas de emergencia” y las “viagras”.

Unas seis personas, sin que la demanda puntual infiera sobre una mayoría de hombres o mujeres, preguntan a diario por el valor económico de los condones, pastillas “del día después”  y los retardantes.

Ellos “intentan”, porque, por ejemplo, un retardante tiene un coste entre 9 y 15 mil Bs, mientras que un combo de condones, 8 mil Bs. Por otra parte, las pastillas anticonceptivas tienen un precio- cuando arriban-  de 14 mil Bs, pero la de emergencia, supera los 19 mil Bs.

Se trata de importes a los que los usuarios no pueden acceder, por lo que regresan sin adquirirlos.

La edad de los hombres que intentan acceder a los referidos fármacos y demás productos,  va desde los 25 y 50 años, aunque en una de las farmacias revelaron que existió un caso en el que una adolescente de 14 años de edad, preguntó desesperada por una píldora de emergencia.

Loading...
Compartir