Aborígenes de Janamatana exigen tener agua limpia en casa.

Un agua amarillenta y con un olor fétido llega a las casas entregadas a originarios deltanos en octubre de 2019, denunció Reinaldo Tovar, residente de Janamatana en el sector Volcán de Tucupita.

Los habitantes de Janamatana temen que se desencadene una epidemia de diarrea como consecuencia de un cuestionado servicio de agua.

Hasta este 27 de noviembre no se han reportado casos de patologías ligadas al consumo de agua contaminada, según Tovar. Sin embargo, han ocurrido algunos casos donde los niños se han enfermado, aunque lo consideran como hechos asilados.

Esta “agua amarilla” que llega a los hogares, es usado para aseo de las viviendas, cocina y lavado de prendas de vestir. Algunos, también lo usan para consumo humano directo.

Rainaldo Tovar asegura que desconoce el origen real del agua, o si pasa por un proceso de acondicionamiento para ser enviado a las casas, pero evidentemente, no existe un tratamiento previo de este recurso.

Solicitan al gobierno municipal atender esta falencia del servicio de agua, y trasladen de forma sistemática y constante agua tratada.

Loading...
Compartir