El Doctor en Antropología (UCV) Adolfo Salazar-Quijada, fue un ilustre docente universitario de origen deltano, habiendo sido, probablemente, el experto en Toponimia (la ciencia de estudiar el origen y significado de los nombres propios de cada lugar) más reconocido del país. En virtud de su dilatada y excelsa obra, el otrora Instituto de tecnología Dr. Delfín Mendoza, hoy en UTDFT, le publica la recopilación de artículos divulgativos “Botón de Bora, temas deltanos y toponimicos”, del cual extrajimos este texto.   

El idioma guarao es uno de los 36 idiomas indígenas que se hablan en Venezuela. Su área de influencia está localizada en todo el Territorio Federal Delta Amacuro, Este del Estado Monagas, Sureste del estado Sucre y Noreste de la ciudad de la Guayana Esequiba. El grupo indígena guarao, tiene un idioma una población de 19.573 personas, de acuerdo al último Censo indígena de 1985.

Este idioma -lejos de estar desapareciendo- cada día se enriquece con términos como gobenajoro (gobernador), burata (plata), bare (Padre) guarabo (guarapo), cabitana (capitán), carata (carta) y otros que son préstamos tomados del español.

La población indígena guarao -a diferencia de otros grupos indígenas de Venezuela-, ha estado creciendo paulatinamente, a pesar la presión de la “cultura criolla”, sobre la cultura y el idioma guarao.

Estos indicadores nos hacen pensar que estamos frente a un grupo indígena de gran cohesión, al que debemos proteger no sólo por simple capricho, sino porque este grupo indígena es el más vivo ejemplo de lo que se debe ser la relación armoniosa entre el hombre y su medio ambiente. El indígena guarao, su idioma, sus viviendas, su cultura, su artesanía y su toponimia, constituyen elementos fundamentales de la identidad de la Tierra del Agua: el Delta del Orinoco; por lo tanto, proteger al indígena guarao, es proteger a nuestro Delta.

En la fecha reciente tuve la grata noticia, que el Consejo Nacional de la Universidades (CNU) aprobó que en el Instituto Tecnológico de Tucupita, se enseñará el idioma guarao, con el fin de eliminar las barreras que pudieran tener los profesionales egresados de este instituto, en las áreas de: Fitotecnia, Zootecnia, Piscicultura, por lo demás es primera vez que se enseña un idioma indígena en el subsistema de educación superior.

Esta iniciativa debemos apoyarla, y proyectar esta acción de enseñanza del idioma guarao a toda la población estudiantil del Delta, o por lo menos a la de Tucupita. No es una proposición utópica y sin sentido, se trata de un proceso que permitirá conocer más de cerca la cultura de un grupo indígena, que tiene la más larga permanencia humana en el Delta y que ha sabido adaptarse a las inclemencias de la naturaleza sin depredarla, lo que se debe ser orgullo de todos los deltanos.

Los guaraos producen, además, una rica artesanía que se cotiza a altos precios en otras latitudes.

La Gobernación de Delta, Oficina Regional de Asuntos Indígenas, la Alcaldía, el Concejo Municipal, la emisora local, la Guardia Nacional, algunos entes privados y por supuesto, el Instituto Tecnológico de Tucupita, deben estudiar la posibilidad de enseñar el idioma guarao, no como un acto de sofisticación, sino como una acción imperiosa que permita incorporar un contingente de 19,573 guaraos al desarrollo del Territorio, ya que es absurdo planificar en el Delta, sin contar con la experiencia de esta comunidad indígena; por lo demás, la demanda que existe por la artesanía guarao en el exterior, podría ser una fuente de divisas para el país y permitirá, además, que se le compre esa artesanía a los guaraos a precios justos; asimismo, no debemos olvidar que el atractivo turístico del Delta pasa por la curiosidad que tiene el visitante por conocer de cerca a las comunidades indígenas que habitan en los caños del abanico deltano. Por todas estas razones, es deber venezolano y especialmente es una obligación de los deltanos apoyar cualquier gestión que tienda a auspiciar y enaltecer la cultura y el idioma guarao como elemento autóctono, fundamental para el conocimiento y el desarrollo de Delta del Orinoco.

 

Loading...