Foto: captura de Kaina Tv.

Varios habitantes de la comunidad indígena Nabasanuka, en la selva de Delta Amacuro, denunciaron estar atravesando una difícil coyuntura sanitaria. Los aborígenes del mencionado caserío se estarían enfermando de diarrea, y como si fuera poco, el centro de salud de la localidad carece de insumos médicos, así lo denunció un warao del mencionado sector, quien apenas logró el aislamiento y pudo arribar a Tucupita.

Los afectados desconocen el tiempo que ha transcurrido la población sin medicamentos, “desde hace años”, es lo que pueden decir, cuando son consultados.

Un vecino de la población vulnerada explicó que, en medio del recrudecimiento de los servicios básicos, han visto desatarse una epidemia de una enfermedad gastrointestinal.

De acuerdo con el originario abordado, al menos se ha podido contabilizar unos 20 casos de vómito y de diarrea, solo en Nabasanuka, pero la selva es inmensa, por lo que se desconoce si otras comunidades estén atravesando por la misma crisis de salud.

En la referida localidad están aislados, los pocos motores fuera de borda que hay, están averiados y sin combustible.

“No hay medicinas, todos se están enfermando de diarrea, y lo único que hay son plantas medicinales”, dijo el indígena de Nabasanuka, un caserío que está en la selva del municipio Antonio Díaz, a unas cinco horas desde Tucupita, estado Delta Amacuro.

Loading...
Compartir