Una mujer camina por el agua en Araguaimujo | Tanetanae.com.

Todos los años, algunas comunidades del municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro, se ven afectadas por la crecida del río Orinoco. Como consecuencia, los vecinos pierden sus bienes muebles e inmuebles, dejando a los pobladores en condición de damnificados.

La localidad de  Araguaimujo, parroquia Santos de Abelgas, está ubicada en el Delta Medio, y es uno de los sitios que sufre los embates de las inundaciones anuales.

Durante la creciente del año 2018, la cual ha sido la más grande en su historia según algunos adultos mayores del lugar, varias familias perdieron sus hogares a causa de la coyuntura,  por lo que obligó a los nativos a refugiarse en las instalaciones educativas, ya que ésta se encuentran en un espacio de tierra lo suficiente alto como para sobrellevar el desastre natural.

En medio de lo sucedido en 2018 y lo que ahora supone ser las consecuencias, unas 30 familias aún se mantienen en condición de refugiados en Araguaimujo.  Ellas sobrellevan problemas como la falta de medicinas y de alimentos.

¿Cómo se alimentan tras la crecida del río?

Los vulnerados no solo perdieron sus casas, sino que ahora lidian con la falta de comida, porque perdieron sus sembradíos. Los alimentos del Clap apenas arriban regularmente, pero no cubre las necesidades de todos. Aunque los residentes ya han retomado la pesca, la falta de insumos para incrementar sus faenas se transforma en otra traba.

Araguaimujo, es, apenas, una de las localidades donde cientos de familias padecen bajo la condición de damnificados. Más comunidades presentan la misma realidad, mientras desde la oficialidad no han referido abordar  el problema, según denuncian los afectados de la parroquia Santos de Abelgas.

Loading...
Compartir