La gerencia regional de la compañía de televisión por cable, Cable Imagen, cuya sede principal se encuentra en la calle Petión diagonal al Obelisco de Tucupita, nos hizo llegar un comunicado donde afirma que la empresa no ha sido vendida ni piensa cerrar sus puertas.

“La empresa Cable Imagen informa a su distinguida clientela que está haciendo los ajustes necesarios para ofrecer el servicio de calidad que la caracteriza, las fallas que hayan podido producirse obedecen a retrasos en la incorporación de insumos y repuestos cuya llegada se ha dificultado por la necesidad de adquirirlos en moneda extranjera y traerlos al país”.

“Las dificultades ocasionadas por la presión inflacionaria y el retraso en los ajustes de las tarifas, intentando siempre brindarle facilidades al pueblo deltano, han ocasionado un proceso de desinversión que afecta la capitalización de la empresa y la reposición de los bienes dañados, dejándonos entre otros sin ningún vehículo operativo”.

“Sin embargo, confiados en la pronta recuperación de la economía del país y consustanciados con el pueblo deltano que siempre nos ha preferido convirtiéndose en nuestro más firme aliado, es que decidimos seguir en esta hermosa tierra dando lo mejor de nosotros”.

“Por tanto, comunicamos a nuestros anfitriones, los residentes en esta tierra de gracia, el gentilicio que nos ha permitido enraizarnos y crecer, que no se ha vendido la empresa ni pretendido cerrarla, al contrario, continuamos apostando por esta nuestra casa”.

“Con relación a personas que pregonan tales falsedades y se hacen pasar por funcionarios de la cablera, nadie que afirme que cerramos labora con nosotros, se trata de vulgares ex trabajadores que pretenden con fines rastreros ocasionarnos grandes perjuicios, lo que no conseguirán. El llamado es a no prestarles atención y brindarnos la confianza de siempre”.

Atte. La Gerencia.

Loading...