El agua que mana de las tuberías amaneció profunda y densamente marrón.

A pesar de mantener el chorro largo tiempo abierto en procura de que drenara, mantuvo su densidad y color.

En ocasiones, las autoridades han manifestado que a pesar de la tonalidad puede empleársela por estar desinfectada, sin embargo, la mancha que deja infunde el temor de utilizarla.

Es de suponer que el problema será resuelto pronto, en vista de la necesidad de usarla para alejar cualquier tipo de infección, sobre todo las vinculadas al coronavirus.

Se espera por el pronunciamiento de los directivos de Hidrodelta y CVG.

 

 

Loading...