Así permanecen los recipientes en Carapal de Guara, Tucupita, en espera de agua.

Una semana sin agua potable  lleva  el sector  1 de enero de Carapal de Guara, en el municipio Tucupita, informaron residentes de la zona, este jueves.

La problemática se debe  primordialmente a las constantes averías de la bomba que surte de agua a los contenedores de la  comunidad; según la denunciante, cada 15 días se daña el aparato que cumple con esa función.

El tiempo que se mantiene dañada la bomba de agua, es lo que dura las pugnas internas entre oficialistas que se disputan por mantener el control político del urbanismo.

“La bomba dura dañada hasta 15 días, pero los encargados en la comunidad se la pasan peleando entre ellos”, dice  la dama que no quiso identificarse.

Las irregularidades en  la prestación del servicio no terminan con las pugnas internas y con las constantes reparaciones de la bomba, sino que a ello se le agrega la falta de agua en el tubo madre, cuyo abastecimiento  no es continuo.

Loading...
Compartir