Foto de abrebrecha.com

El burgomaestre de Tucupita hizo notar una vez más la profunda crisis política que siempre intentan esconder ante las cámaras con las forzadas sonrisas y los abrazos fingidos con la gobernadora del estado, Lizeta Hernández.

El pan de la discordia parece ser el tema de la producción del campo y desarrollar el disminuido potencial del estado Delta Amacuro luego del cierre del caño Manamo. En días pasados el coordinador  regional de la Comisión Presidencial de Productores y Pescadores, Kenny Sifontes anunció que en Casacoima se había realizado la IV jornada del censo para el impulso del desarrollo del campo con el apoyo de Ubch`s, Cámara municipal, y la alcaldía de Casacoima.

El viernes 22 de enero de la semana pasada, en una cadena regional, la Gobernadora del estado Delta Amacuro instó a los sectores productivos de la entidad a realizar una reunión con el objeto de definir políticas de desarrollo del campo.

Hoy, 25 de enero al alcalde de Tucupita sorprendió con otro llamado similar, esta vez dirigida a la gobernadora Lizeta Hernández.

La Comisión Presidencial por un lado con su cuarto encuentro en Casacoima, la gobernadora invitando a una primera reunión con los productores, y ahora el alcalde de Tucupita insta a la gobernadora a unificar criterios para el inicio del Plan Productivo regional.

Todo ello hace ver la descoordinación, poca comunicación, y las profundas diferencias que no permite que los gobernantes avancen junto al pueblo con políticas que beneficien a los deltanos.

Loading...
Compartir