Foto: cortesía.

El hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita estaba en manos de una junta interventora, tal como lo anunció más recientemente Lizeta Hernández, gobernadora de Delta Amacuro.

Este equipo iba a solucionar los problemas múltiples que presentaba el centro de salud. Las anormalidades iban desde robo de comida, equipos médicos y la presunta mala atención por parte de los galenos hacia  los pacientes.

Esta junta parece no haber logrado sus objetivos, pues los problemas recrudecieron, más aún con atracos fuera y dentro del hospital, por lo que este viernes, varios efectivos militares  de la GNB tomaron los alrededores del complejo sanitario.

La iniciativa busca reducir la supuesta fuga de medicamentos y minimizar otros hechos delictivos.

Loading...
Compartir