Villa Rosa tiene según el conocido comunicador social Don Homero Liñán, sus propios jardines colgantes de Babilonia.

Al fondo de la avenida central, en la curva, a un costado de Villa Rosa III, la planta de tratamiento de agua se ha ido sumergiendo poco a poco en el monte.

Una instalación sumamente costosa, que para el 2012 requirió de una inspección ordenada por la Contraloría General de la República, cuya mención se observa en internet:

“La Contraloría del Estado efectuó un total de 7 actuaciones fiscales en atención al Plan Operativo 2012, incluida la actuación solicitada por la Contraloría General de la República; comprendiendo los ejercicios fiscales 2010 y 2011, orientadas a evaluar las operaciones presupuestarias y financieras de la gestión pública estadal y seguimiento a las acciones correctivas producto de las recomendaciones efectuadas por este Órgano de Control Fiscal:

+ Acondicionamiento de la planta de tratamiento de aguas servidas en villa rosa III, Municipio Tucupita, Estado Delta Amacuro, Contrato N° S.G.S.I.S-16-CP-047- GEDA-OBRAS-PROY-00044-FCI-2012.”

Otro informe emanado de la Comisión Central de Planificación hace referencia a un 40% de avances en el 2009:

INAVI           DA080004            2008            2009            40,0 %          AVANCES

Permitir que la recubra el monte fue, por lo visto, una acción totalmente deliberada de los vecinos tomando en cuenta que en sus aguas contaminadas llegaron incluso a juguetear los niños del sector.

Debido a la altura del monte se ha convertido en lugar de paso para antisociales y en refugio de consumidores de estupefacientes.

Las diversas representaciones del CC que han existido desde el 2010 se han fijado la meta de recuperarla sin conseguir el objetivo, huelga decir que han desistido rápidamente.

Por lo pronto las aguas siguen descargando en el caño Manamo y la planta sigue estando allí en espera de que la alcance la revolución.

Loading...
Compartir