Alcaldesa pretende rescatar buenas costumbres en torno a estatua ecuestre del Libertador en la plaza Bolívar de Tucupita

Loa es una alcaldesa a la antigua y como tal, pretende retomar aquellas buenas costumbres que se han perdido, comenzando por el respeto a la figura del Libertador.

A la par de los planes de ordenamiento, saneamiento e impulso económico del municipio, la alcaldesa pretende instituir el respeto a las figuras patrias y a los lugares en los que se le brinda devoción.

Para Tamaronis, docente vocacional, es una desfachatez que se camine con gorra y shores en el cuadrado que se extiende desde la falda del pedestal hasta las jardineras, y muy especialmente que los jóvenes se den “latas” al abrigo de la estatua.

La alcaldesa es hija de un connotado sindicalista, ya fallecido, al que le era vital quitarse el sombrero al caminar frente a la antigua imagen pedestre del Libertador.

En los venideros días, una vez que tenga las ordenanzas a punto, tres funcionarios en forma permanente intentaran devolvernos al pasado siglo, cuando todavía prevalecía el manual de Carreño y nos cohibíamos de cometer desafueros ante la imponente figura del hombre más grande de la América.

Para algunos es una medida cosmética que no ataca lo sustantivo de nuestros problemas, para otros es el punto de partida de una reconstitución espiritual, anímica, moral y ética, que habrá de cavar hondo en procura de rescatar las virtudes y valores que dejamos atrás, cualidades y tributos que subyacen muy adentro y que han de renacer para devolver a nuestra patria la majestad que merece.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta