Carolina Pérez / Foto: redes sociales.

Nota de prensa Cámara de Comercio de Tucupita

Sic.

Voy a empezar recordando que los impuestos son una contribución o cooperación  que el contribuyente, en nuestro caso el comerciante aporta al gobierno bien sea nacional, estadal o municipal, para que este como contrapartida le garantice a la sociedad civil sus derechos constitucionales como son la vida, la propiedad, la libertad, y para cubrir el costo de los servicios públicos generales que beneficien a la población. Los impuestos emanan de una ley y por lo tanto es obligatorio su pago, sin embargo, deben tener un límite que tome en cuenta que no se debe abusar al momento de ser establecido, basado en esta premisa es que la Cámara de Comercio desde el mes de marzo del presente año, inicio un debate con la Alcaldía del Municipio Tucupita, al conocer el exabrupto que había sido objeto el Tabulador que establece el cobro de los impuestos municipales a los comerciantes al sufrir un alza del mas del 1300% al llevarse un valor porcentual del 0,35% al 5%.

Como Cámara de Comercio, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para hacer entender a la Alcaldía del Municipio Tucupita y al Consejo Municipal,  que se equivocaban al  aumentar los impuestos municipales  en estos tiempos de hiperinflación, de  recesión, en estos tiempos tan difíciles para el comercio. La crisis económica de la cual no somos responsable, tiene al sector privado debilitado para cumplir con sus empleados, sus proveedores y sus impuestos, por que pese a que cada vez son más los bolívares que ingresan a la empresa es menor la capacidad de pago y de poder adquisitivo que se tiene, debido a la devaluación de la moneda y a la hiperinflación que atraviesa el país.

En todos los encuentros que tuvimos, manifestamos nuestra preocupación, por las ordenanzas que se promulgaban, hicimos de su conocimientos que estaban viciadas al violar artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Ley Orgánica del Poder Publico Municipal y contravienen lo establecido en la Ley del IVA, le demostramos los errores de forma y de fondo que tenían muchos de los artículos que conformaban dichas ordenanzas, y que las misma lejos de promover el comercio formal, y el desarrollo del municipio, generaría un efecto contrario, solo dará pie a la informalidad; y eso es triste porque Tucupita es un municipio con ansias de crecer y desarrollarse, y ahora está condenado a solo sobrevivir.

Y entonces, ¿cuáles fueron los logros obtenidos luego de 7 meses de querella?

Fíjate a pesar de no estar plenamente satisfechos con los resultados obtenidos,  era el momento de establecer una pausa que permitiera abrir una brecha  en el tiempo, para que los entes gubernamentales observaran que tenemos la razón, que aumentar el porcentaje de recaudación es una políticas económica errada que se ha hecho  costumbre en las últimas  décadas, en lugar de incentivar la generación de riqueza y por ende la capacidad contributiva del sector comercio y servicios, este aumento va hacer que se contraiga mas la economía del municipio. Estamos luchando y resistiendo para poder seguir con nuestras puertas abiertas y lo hacemos porque es lo que siempre hemos hecho, trabajar por mejorar las condiciones de vida de nuestra jurisdicción.

Pese a todo consideramos  que nuestra lucha valió la pena, primero que todo hemos dado una demostración que en Tucupita el Comercio está unido y permaneceremos así, para defender nuestros derechos y nuestros comercios,  en segundo lugar hemos acordado entre las partes una  rebaja significativa en los  impuesto, por ejemplo a un actividad económica que le correspondía cancelar un 5%   sobre sus ventas brutas,  ahora pagara el 1,27%, también logramos llegar a un entendimiento en cuanto a los tiempos establecidos  para las declaraciones, ya no se realizaran cortes a mediados de mes, se respetaran los tiempos instituidos en las mismas ordenanzas.

Todo este proceso  sirvio para que las autoridades entendieran que  al momento de modificar o promulgar una ordenanza,  deben involucrar a  las partes interesadas y  de hecho ya  acordamos que en el mes de noviembre  vamos a sentarnos en una mesa de trabajo, para plantear la nueva ordenanza que regirá las actividades económicas en el municipio Tucupita a partir del 1 de enero del año 2020, tomando en consideración la situación  geográfica y socio económica del municipio Tucupita.

¿Cuál sería su llamado a los Comerciantes?

Principalmente queremos en nombre de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio agradecer a todos los comerciantes, su fortaleza, su apoyo, su confianza, ha quedado claro nuevamente que en la unión esta la fuerza,  y le hacemos un llamado a que ya establecido un convenio entre la Alcaldía  y los Comerciantes, acudamos a SATRIMUT a  cancelar nuestras deudas, ellos están en toda la disposición de escuchar nuestros casos particulares y negociar nuestra deuda, de ser necesario  hasta en 6 cuotas, para facilitar la cobranza.

También nuestro agradecimiento es para los medios de comunicación y a la ciudadanía, quienes nos apoyaron, nos brindaron sus palabras de aliento y hasta su presencia en las actividades que llevamos a cabo.

Como siempre lo hemos dicho Alcaldía y Comercio deben ir de la  mano en procura del bienestar de los habitantes de un municipio. La empresa privada, brinda los servicios, satisface las necesidades de consumo de las personas  y es generador de empleos, o sea  es un factor fundamental en el desarrollo de los pueblos.

¿Cuál sería su llamado a la Alcaldía del Municipio?

Si un cambio quiere propiciar la Alcaldía del Municipio Tucupita debe enfocarse en recuperar la economía del distrito y esto se logra entre otras cosas incentivando la creación de fuentes de riquezas, que le den viabilidad al municipio con apego a la legalidad y respeto a la propiedad privada. Obtenga los tributos necesarios a partir de promover la productividad y la eficiencia en la inversión social.

Loading...
Compartir