El deltano Alcides Cedeño, abordó su séptima vida política, la última del Gato.

Este felino de la arena pública y de las luchas sindicales, atravesaba por una íntima tragedia personal: solo, sin rumbo fijo, separado de los suyos que emprendieron la ruta de la migración, veía escaparse el último grano de arena del reloj y con el, la esperanza. Su signo era la claudicación, el retiro definitivo, el abandono.

Metafóricamente, una mañana cualquiera, gracias a una llamada telefónica motivada por otro –por lo terco- cabezón de la política, vio primero el clarear naranja de la aurora, luego los destellos amarillos y, por último, la esfera dorada, comprendiendo que ante sus ojos aparecía un nuevo sol, una nueva vida, con un nombre y apellido pomposo y atrevido, la plataforma Venezuela Unida, dirigida en el estado por el diputado José Antonio España, que comprende las toldas: Voluntad Popular (naranja) y Primero Venezuela (amarilla), embarcándose de inmediato.

Desde entonces este llanero solitario, el ejecutante virtuoso de numerosas batallas electorales, con tantos altos y bajos como pueda tener un guerrero de las diversas toldas y candidaturas que ha encarnado, se sintió escogido, rejuvenecido, bendecido y premiado, y se lanzó en épica cruzada a la que espera sea su definitiva redención y ascenso a los estamentos nacionales, la postulación a una diputación asamblearia que espera Dios mediante, alcanzar.

La séptima y definitiva vida política del Gato

1.- ¿Cuándo y cómo comenzaste en política?

AC: Desde mi juventud a los 16 años, en los centros de estudiantes de los diferentes liceos, en el tecnológico (antiguo Iutdelta, precursor de la UTD Francisco Tamayo) y en los diversos movimientos sociales, asociaciones de vecinos, consejos comunales; fui diputado al consejo legislativo, presidente 2 veces del sindicato de la construcción, he sido precandidato a la alcaldía del municipio Pedernales y precandidato a la asamblea nacional constituyente (ANC).

También pertenecí a la federación nacional de la construcción con el amigo Manuel Cova, y fui delegado nacional y secretario ejecutivo de la CTV, en fin, he estado desde mi juventud en la política.

2.- ¿Cuantos años, aproximadamente, le has dedicado única y exclusivamente a la política?

AC: Más de 30 años; en algunas contiendas he ganado, en algunas he llegado hasta el final, en algunas he declinado. La política no es nada más ganar o perder, la experiencia me dice que en la política, nos vaya bien o mal hay que mantenerse, ahora bien, es difícil mantenerse en la palestra pública, en la relación con el pueblo.

3.- ¿Cómo político, como te defines: carismático, pensativo, batallador, combativo?

AC: Siempre me he caracterizado y la gente lo ve así, como combativo; he tratado de cultivar esa imagen en los diversos escenarios en los que me ha tocado dar la pelea, aunque últimamente, debo decirlo, trato de ser más prudente.

Debo acotar, que he llegado a la política y me he mantenido a puro pulmón, con mucho esfuerzo, prácticamente solo, he aprendido revolcándome en la arena y me he orientado a través de señales que veo en el camino; también tomo de las figuras políticas aquellos detalles que me son de utilidad, que me sirven.

No he tenido maestros como tales dentro de la política, pero si personalidades de las que he aprendido.

4.- ¿Qué te atrajo de esta plataforma política Venezuela Unida, que te motivó a vincularte con ella?

AC: La plataforma la vi como un proyecto político firme, trascendente, más allá de las elecciones a la asamblea nacional, como un proyecto con futuro; me motivó mucho más cuando vi el importante movimiento juvenil que la integra.

5.- ¿Qué iniciativa te gustaría promover en caso de llegar, desde la AN?

AC: Yo creo en la lucha social, es el norte que siempre he mantenido y al que me he abocado, al ámbito de los trabajadores, al plano laboral; velar por el salario de los trabajadores y lograr que sus salarios sean justos, es algo que quiero impulsar.

 

 

Loading...