Foto: archivo, IMAGEN DE REFERENCIA.

Los vecinos de los sectores San Rafael, Guasina, Los Cocos, El Torno y San Miguel, han advertido acerca del retorno de personas que, previo a su huida a Trinidad y Tobago, mantenían presuntos prontuarios policiales. Estos supuestos implicados habrían sido calificados por la comunidad como, “azotes de barrio»: ahora estarían de vuelta.

Vecinos de las comunidades mencionadas han informado acerca del masivo retorno de personas con presuntos historiales policiales y que estarían retomando sus ataques en las calles de estos sectores, e incluso, a domicilio.

El retorno de este tipo de personas señaladas de ser culpables de múltiples delitos, habría desatado una gran cantidad de asaltos a mano armada en las calles de Tucupita, así como el desmantelamiento de casas temporalmente vacías.

En San Miguel habrían abordado una casa deshabitada y sustrajeron cables y tubos. Los supuestos culpables de este hecho serían varios jóvenes que recién regresaron de Trinidad y Tobago, afirman los habitantes del sector.

Las paradas que están al norte de Tucupita, en la cercana zona de San Rafael, han sido escenarios donde los asaltos de teléfonos celulares han incrementado. De acuerdo con una de las víctimas, los atacantes, que andan en motocicletas, recién retornaron de la vecina isla Trinidad y Tobago y los conoce, pero ha obviado denunciarlos por temor a ser vulnerados nuevamente, sin que el Estado venezolano le ofrezca protección.

Algunas personas consultadas acerca del retorno de deltanos que permanecían en Trinidad y Tobago, aseguran que este fenómeno podría deberse a las cercanías de las fiestas decembrinas, cuando buscan estar cerca de sus familias. Es preciso aclarar que, quienes retornan, no necesariamente forman parte del grupo de individuos que supuestamente ha retomado sus prácticas delictivas.

Loading...
Compartir