Alexis Gonzalez considera que se quitó un gran peso de encima

Alexis ha recorrido el municipio Tucupita de pies a cabeza. Hace mucho que no lo hacía, las elecciones le dieron el empujón que necesitaba.

Al comienzo de la carrera electoral contaba con Digna, Chugaby y Purrungo, hoy cuenta con su gente de siempre.

Según sus allegados se quitó un peso de encima; “estoy mejor sin ellos, representaban una carga, ahora tengo más libertad de acción y menos temor a ser traicionado”, habría dicho.

El alcalde lo ha manifestado una y otra vez, se siente respaldado por Yelitza y por Diosdado, no en balde sorprendió a propios y extraños cuando le bajaron los recursos para cancelar la mayor parte de la deuda, era su carta bajo la manga.

“Alexis subió en las encuestas, el pueblo sintió que era verdad que le habían puesto trabas y que se hizo justicia”, manifestó un activista político del Psuv.

Cierto o no, la verdad es que repentinamente la contienda se convirtió en un pugilato entre la gobernadora y el alcalde, en un verdadero toma y dame que le dio mucha beligerancia política, algo que hasta hace poco no tenia.

Lizetica tuvo que salirle al paso y se encontró con un Alexis marrullero y desafiante, que le habla de tú a tú como pocos habían hecho en sus 9 años de gobierno.

Él que hasta hace poco había sido sojuzgado y del que se había puesto en duda hasta su honestidad y probidad al frente de la administración municipal, tomó un segundo aire y se metió en la pelea.

La peculiar situación obligó al comando de campaña de Lizeta-Loa a redoblar sus esfuerzos, después de todo hace mucho que la gobernadora se la tiene jurada y lo quiere afuera. Se cansó de sus invectivas, desafíos y reclamos.

Lo curioso es que Alexis no resultó ser tan pataruco como parecía y se la está jugando.

Ahora bien, las elecciones son otra cosa, el 10-D conoceremos el final de este drama de odio y pasión.

Loading...