Matadero municipal de Tucupita| foto de Eudo Torres.

Durante el más reciente fin de semana no hubo matanza de ganado en el matadero municipal de Tucupita causando molestias en los propietarios de los ganados que ya estaban dispuestos para el sacrificio, y cuya carne está destinada en un mayor porcentaje al mercado municipal de la capital deltana.

La falta de agua motivó los retrasos en el proceso de matanza y peor aún, paralizó durante casi dos días tal proceso.

Así lo dio a conocer Antonio Gerdéz propietario de uno de los locales que expende carne en el mercado de Tucupita, quien además señaló que cuando se presenta este tipo de imprevistos, ocurren pérdidas considerables en el peso corporal del animal y ésta a su vez genera pérdidas económicas.

El productor indicó que diariamente se pueden perder hasta un kilo y medio por efectos de deshidratación y pérdida normal de la masa muscular del ganado, como consecuencia de la falta de alimentación, y el desgaste físico normal tras ser sometido a un estrés por la permanencia en un lugar muy reducido que limita su movimiento. Generalmente el ganado debe permanecer en los camiones o transporte.

Se pudo conocer que el matadero municipal cuenta con un tanque con una capacidad de 25.000 litros de agua, pero no presta el debido servicio a los pequeños productores.

Otras fuentes ligadas al sector ganadero aseguraron que ya se están repetitivo los retrasos, y temen que se convierta en un hábito que fácilmente puede dejar sin carne a los deltanos, aun teniendo animales.

Loading...
Compartir