Alcalde Amado Heredia. | Foto: archivo.

“Antonio Díaz” es el municipio más pobre de Venezuela, según censo oficial del Instituto Nacional de Estadística, INE, del año 2011.

El silencio del alcalde del municipio Antonio Díaz, Amado Heredia (Psuv), ha sido cuestionado por el médico warao Jesús Jiménez. Lo sitúa  del lado de los protagonistas de la política que se hacen cómplice de la supuesta corrupción en el Bajo Delta.

Por otra parte, moradores del Bajo Delta, afirman que existe un auge de la minería ilegal, contrabando de oro, de gasolina y de la fauna silvestre, prostitución internacional y denuncias sobre presuntos desvíos de alimentos del Programa de Alimentación Escolar (PAE), este último denunciado por trabajadores del sector educativo.

La minería y la circulación ilegal de oro, comprenderían las actividades más onerosas que se desarrollan, incluso, en Curiapo, capital del municipio Antonio Díaz; asiento del poder que preside Amado Heredia, tal como lo afirman “tranquilamente” sus habitantes, quienes admiten formar parte de este tipo de iniciativas.

Servicios públicos

Ha sido una carencia desde la gestión de la exalcaldesa Digna Sucre, pero que persiste en la actual administración del burgomaestre Amado Heredia, ambos del Psuv.

La falta de gasoil en las comunidades, inexistencia de puentes o caminerías, falta de plantas eléctricas, deficiencia en el registro de ciudadanos en el municipio, es el panorama inocultable de un ayuntamiento donde la mayoría de su población es indígena warao.

No existe seguridad, ni resguardo efectivo de las líneas limítrofes del territorio venezolano ni de las comunidades o asentamientos waraos.

Loading...
Compartir