Un árbol de mango está cargado de esta fruta en el patio trasero de una casa / Tanetanae.com.

Los niños tienen edades  entre 8 a 11 años.

Varios niños del sector Paloma de Tucupita  venden frutas como, cocos, mangos y “pumalacas” (pomarrosa en otros países), es de esta manera que logran ingresar dinero en bajas cantidades, pero que por lo menos les alcanza para adquirir otros productos como yuca, auyama y casabe, constató Tanetanae.com en estas comunidades.

Los niños han salido a las calles a aprovechar la temporada de estas frutas, para  generar un dinero extra, y así ayudar a su familia, cuyos integrantes también acuden a otros trabajos con tal de obtener ingresos monetarios.

Cuando se le consultó a uno de estos niños por sus padres, dijeron que estaban en los pozos buscando pescados. Afirmaron que ellos van a casas de algunos vecinos, o en algunos casos sus propias viviendas, a buscar cocos, mangos y “pumalacas” para vender.

No van lejos para comercializar, pero sí entre comunidades cercanas del sector Paloma de Tucupita, en la carretera nacional.

Una pumalaca la venden a un precio de 5 mil Bs, mangos «pintones» (aún no maduros) 5 por 20 mil bolívares, un coco a 15 mil Bs.

Los niños venden estas  frutas desde tempranas horas de la mañana para obtener algo de dinero y comprar lo más barato como, la yuca, el casabe o la auyama.

Loading...
Compartir