El vicealmirante Edgar Hidalgo, actual comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral, Zodi 61, del estado Delta Amacuro, afirmó que su comando heredó “el fenómeno” de una banda de civiles armados denominada “Evander”.

Quien hasta ahora ocupa el alto mando militar en el estado Delta Amacuro, aseguró el pasado martes 9 de abril, que una parte significativa de una organización bélica fue desintegrada tras un trabajo en equipo, gestada por las diferentes fuerzas de seguridad.

Hidalgo se refirió al grupo de civiles armados como “el fenómeno de Evander” y dijo que se trató de un flagelo que él heredó:

“En honor a la verdad, el caso Evander fue un fenómeno que yo heredé, y con esto no pretendo juzgar a quienes han pasado por aquí, porque cada quien hace su trabajo”.

El militar admitió además que, si bien la banda ilegal fue desintegrada, aún persiste un “reducto” de integrantes que serán abordados en su momento.

El funcionario castrense dijo ante una limitada presencia de medios de comunicación que, “no tiene rabo de paja ni techo de cristal”, por lo que asegura no tener compromiso con organización delictiva alguna. Tras estas aseveraciones, instó a denunciarlo si se tuviere prueba alguna que lo inculpe  en algún tipo de corrupción.

Loading...
Compartir