Sesión de la 46 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), celebrada en Santo Domingo, Republica Dominicana

En la sesión de la 46 asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), celebrada en Santo Domingo, Republica Dominicana, fue aprobada el día de ayer 15 de junio, una declaración americana sobre los derechos de los Pueblos  Indígenas, una vieja deuda de este organismo para con estos pueblos.

Esta declaración discutida durante algo más de 17 años, integra ahora el compendio de tratados y convenios que en las sociedades de naciones se han aprobado para la protección de los derechos de los pueblos indígenas.

Constituye una norma de derechos humanos, que junto a la declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas y el convenio 169 de la OIT, es de obligatorio cumplimiento por los estados miembros.

Para el legislador indígena Alexis Valenzuela, miembro del Parlamento indígena de América capitulo venezolano y del Consejo legislativo del estado bolivariano Delta Amacuro (CLEBDA), “esta declaración recoge muchos aspectos bien importantes para la autodeterminación de los pueblos indígenas y cuyo mandato para los estados nacionales es proteger, respetar y promover los derechos y la autoidentificación de las propias comunidades indígenas”.

“Este instrumento jurídico debe socializarse cuanto antes por cuanto expresa temas como las consultas previas a las comunidades indígenas, lo cual significa que ante el desacuerdo de los pueblos indígenas sobre decisiones políticas, administrativas o legislativas que los afecten por parte de los estados, se deben procurar fórmulas de concertación o acuerdos con las comunidades o pueblos indígenas”, manifestó Valenzuela.

Loading...