Argenis Aray, se trazó una meta, traer al más famoso de sus sobrinos al Delta, recibir en la tierra de sus ancestros al portero vinotinto Wuilker Faríñez Aray.

El que fuera subcampeón mundial de lucha, exdirector de deportes del estado, director ministerial de transporte, cantante ocasional, y por supuesto, gloria deportiva del país, es hoy por hoy un tío muy orgulloso.

Y es que no se trata únicamente de Wuilker, la genética portentosa de los Aray, arroja deportistas por doquier. Sin ir muy lejos, “Santiaguito”, como cariñosamente le dicen, forma parte del equipo de la Alcaldía de Tucupita, que participó en la Liga nacional de fútbol de salón, edición 2019, cuya fracción de apertura culminó recientemente.

En visita a la sala de redacción de Tane tanae, brindó testimonio de los esfuerzos que está haciendo para que recibamos la visita de Fariñez.

“Primero que nada quiero aprovechar la oportunidad de felicitar a nuestro vinotinto, a todo el equipo que nos está representando en esta copa América y en especial, a nuestro sobrino Wuilker Faríñez Aray, que lleva orgullosamente ese apellido, también por ese trabajo que está haciendo él internacionalmente, no solamente con la selección de Venezuela, sino también con Colombia”, indicó Argenis.

Dando continuidad a sus ideas expresó “para mi seria un orgullo que todos los deltanos disfruten de la presencia de Wilker acá en Tucupita, para tratar de apoyar y motivar lo que es el deporte y el fútbol acá en el estado Delta Amacuro”.

“Ha sido muy difícil traerlo al Delta, por los compromisos que él ha tenido a nivel profesional, los contactos, a veces no es fácil por vía telefónica, hemos estado contactando a la mamá de él, incluso estamos tratando de que él nos facilite un numero, para poder contactarlo y no nos ha sido tan fácil”.

“Estamos trabajando en función de que nos regale un momento de alegría con su llamada, su voz, su viva voz a través de las emisoras deltanas y estamos cerca de conseguirlo”, finalizó.

Cuando Aray presidió Indeda, estuvo a un paso de conseguirlo, la dinámica de Wuilker, una intensa temporada, las giras promocionales, los llamados a la vinotinto, y las dificultades para “amarrar” vuelos y horarios que lo condujesen a Tucupita, lo impidieron. Puede que esta vez la cercanía con Darwin Machis y la perseverancia de Argenis lo atraigan. Eso esperamos.

 

Loading...