Foto: archivo.

La sala de parto del hospital “Hna. Isabel López” de San Francisco de Guayo, centro de salud que está en una zona fluvial de Delta Amacuro, opera con muchas debilidades. La oscuridad, el calor y la falta de insumos, convierte este espacio en un lugar donde es muy posible que una parturienta se infecte y que su estado empeore, así lo denunció Ismael Rojas, dirigente del Psuv en la mencionada comunidad.

“Tenemos que hacer fogata para poder atender de noche”, manifestó Rojas, quien además reafirmó que el hospital no cuenta con suficientes jeringas y por eso los galenos se ven en la obligación  de hervirlas para así reutilizarlas.

Loading...
Compartir