Imagen de referencia/archivo web

La deficiente calidad del agua que se distribuye a través de la red de tuberías en la capital del estado Delta Amacuro, es una de las deudas históricas de los gobiernos, la actual gestión de la gobernadora Lizeta Hernández ha acuñado como razón de la poca calidad de agua, al tiempo que tienen las tuberías y sus desgaste a través del tiempo y otras fallas relacionadas a debilidades en el suministro eléctrico que propicia interrupciones en el servicio, al descomponer los equipos o bombas.

Sin embargo, los efectos del agua sucia que llega a los hogares, se ha sentido con mayor ahínco en los últimos meses con la aparición de enfermedades cutáneas como la sarna, así lo ha denunciado el conocido profesor y presidente de Sireda-Fenatev, Juan Figuera en su cuenta de Facebook.

“Hermanos y hermanas, venezolanos y venezolanas, hoy queremos hacer pública una denuncia de las muchas irregularidades que vienen ocurriendo en el Delta. Desde hace varios meses en la población Deltana se viene generando una especie de: (salpullido, rosetas, erupciones en la piel) o mejor lo llamamos sarna, por decirlo de una forma muy coloquial y como nos lo han denunciado los mismos pobladores, esto se viene dando por lo contaminado del agua que nos llega a nuestras casas, claro en las pocas casas donde les puede llegar el agua, pero al igual la que llevan en los cisternas también esta generando este malestar. Nuestro llamado es a la Gobernadora, al Alcalde y las autoridades de Salud a que tomen cartas en el asunto y no esperen que se agudice mas esta situación, que está afectando a todos y especialmente a nuestras hijos, señores gobernantes es hora de que se sienten a atender las problemáticas de nuestro pueblo, utilicen el poco tiempo que les queda para resolver problemáticas como la planteada, no esperen que el pueblo se caliente y salga a reclamar por su incapacidad…….. QUEREMOS AGUA POTABLE Y NO CONTAMINADA…….”.

Loading...
Compartir