Asesinan a joven en La Manga por tratar de impedir que le robaran el celular a la novia

Nada presagiaba lo que iba a ocurrir después, ninguna nube negra en el horizonte podía augurar un desenlace tan desdichado e infeliz.

Argenis González de 24 años caminaba feliz luego de haber compartido con su prometida y un grupo de amigos en una fiestecita familiar en La Manga, sin sospechar que a la vuelta de la esquina lo esperaba la parca, una muerte trágica y destemplada cuyo único motivo fue robarle el celular a la novia.

Al llegar a la entrada de la comunidad que conecta con la carretera nacional, un par de sujetos a bordo de una moto con esos sensores perversos que le indican donde hay un teléfono asequible o un grupo de personas vulnerables, se acercaron rápidamente atraídos por el objeto que asomaba en las manos de la muchacha.

Es allí donde comenzó el principio del final, pistola en mano le exigieron el aparato, a lo que la victima respondió diciéndoles, palabras más palabras menos, “caramba pana, nos vas a robar de esa manera, déjale el teléfono a la muchacha”, obteniendo por única respuesta la estruendosa detonación dirigida al cuello, que pudo haberle afectado la yugular.

El objetivo de los maleantes era “pasar raqueta” al pequeño grupo que esperaba por un taxi, acción que no pudieron ejecutar al producirse el sangriento desenlace. Lo que si se llevaron fue el celular.

Con el joven yacente en el piso, envalentonados y presas de la soberbia homicida que sustituye la cobardía de haber asesinado un ser indefenso, se dieron el tupe de tirotear al aire exigiéndole a todos que corrieran antes de que le dispararan a alguna otra persona, para luego desaparecer a toda velocidad entre la sombras de la noche.

En opinión de un joven que presenció el suceso, puede que González los haya reconocido y eso determinara la acción homicida.

El hecho se produjo sobre las 8 y 30 pm de este sabado, y a pesar de la rapidez con que fue trasladado y la pronta intervención del personal galeno y de enfermería del hospital Razetti, a las 10 pm se determinó su muerte clínica.

Un joven heroico, que amparado en su reciedumbre y fortaleza física salió en defensa de varios conocidos y que pereció en manos de unos inconscientes sedientos de sangre y dinero mal habido para continuar saciando sus bajos instintos.

Una muerte sin sentido y un nuevo alerta sobre los síntomas fatídicos de una sociedad descompuesta en sus valores y raíces.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta