El Dr. Abraham Gómez acaba de recibir, una nueva invitación, esta vez de  cursantes de postgrado de la  escuela de educación de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB- Caracas), para que participe como conferencista  y dicte la ponencia “Sistema Educativo en Venezuela: Política de Estado y no Programa de Gobierno”, la cual hace  una semana expuso en la II Congreso de Gerencia Educativa, en Tucupita.

Pudimos conocer que esta actividad académica está programada para el mes de abril, en la sede de esa casa de estudios superiores en la Capital.

Al respecto el Dr. Abraham Gómez, quien también es miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, nos dijo:“ me siento bastante agradado de estar haciendo esta especie de periplo por varias universidades del país, con la finalidad de intercambiar experiencias en unatemática que nos atañe a todos por igual: al Estado ( en su condición de administrador del sistema educativo); a la familia como  sensibilizadora de valores y donde se fomenta  la personalidad del educando; y a la sociedad como entidad colectiva que coopera en el proceso de enseñanza- aprendizaje”

Desde hace muchos años, nos llenamos la boca y ostentamos de tener una excelente educación, hasta que nos toca compararnos. Hay un círculo destinal fatalista en nuestros procesos educativos. Por ejemplo,antes se dijo: debemos  mejorar la educación, y uno que otro remiendo se hizo. Luego, se insistió en señalar la urgencia de   darnos una educación de calidad, con un serio asiento epistemológico, y  terminó en remedos, algo así como una caricatura.Siempre ha sido de esta triste manera.

Buena parte de lo que ha venido sosteniendo en sus intervenciones académicas, el Dr. Gómez, la sintetiza en el siguiente párrafo “Sin lugar a dudas uno de los instrumentos expeditos para formalizar y sistematizar todo cuanto pensamos y deseamos ponerlo en práctica es la educación. Con este  exquisito vehículo de enseñanza-aprendizaje hemos hecho maravillas; sí pero también hemos cometido bastantes desaciertos. Sin embargo, hemos ocupado suficientes horas  teorizando cómo acceder y consolidar un “proceso” educativo exactamente  para  los tiempos que nos toca vivir y que trace una línea auspiciosa a futuro”

Compartimos con el Dr. Gómez, cuando sostiene “Ha quedado plenamente demostrado que es   mucho más es el tiempo que pasa uno hablando con uno mismo, que el tiempo dedicado a comunicarle a los demás nuestras  reflexiones.”

Así también, el conferencista Gómez, nos entrega la primicia que está en contacto con las autoridades de las distintas universidades asentadas en Tucupita, para preparar una amplia jornada, que por lo pronto asoma como una “Genealogía, potencialidades y perspectiva de la Deltanidad”, en la cual, según nos detalla, habrá la opción que todos sectores de nuestra región se aboquen a aportar sus criterios e ideas que serán plasmados en un enjundioso documento.

Loading...
Compartir