Autos de emergencia, la carta bajo la manga

En medio de la suspensión del transporte en Tucupita, las personas que tienen vehículos propios y que logran abastecerse de combustible, los guardan solo para casos de emergencias en sus comunidades, así lo han afirmado algunos ciudadanos.

El transporte sigue suspendido en Tucupita desde el pasado jueves 11 de marzo, como una medida de bioseguridad ante la Covid-19 y la variante brasileña, como lo ha reiterado Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro.

Un ciudadano de Villa Rosa afirmó que, para resolver la falta de transporte en una emergencia, recurren a los vecinos que tienen autos propios para que los ayude a trasladar a sus familias enfermas a un centro de salud.

De acuerdo con su explicación,  las personas que tienen auto propio y que logran abastecerse de carburante, guardan los carros únicamente para casos de emergencia.

“Por la calle de Villa Rosa donde yo vivo la mayoría que tiene carro auxilian a los demás”, afirmó.

Un señor de Rómulo Gallegos aseguró que, los 20 litros de gasolina que les surten –a la semana- en las estaciones de servicio de Tucupita, lo utilizan solo para casos de emergencia, porque no hay transporte.

El ciudadano reveló que, él y otras personas que tienen vehículos propios en el sector, “somos muy solidarios a la ahora de ayudar a los demás en un caso de emergencia”.

A su juicio, “hay que ser humanos, porque hoy le toca a él, pero mañana me puede tocar a mí”.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta