Foto: archivo.

Brasil y Bélgica chocaban en Kazan arenas en un duelo directo en busca de un cupo a las semifinales del mundial de Rusia 2018, donde los europeos dejaron fuera al último equipo sudamericano que participaba en la cita mundialista.

Fueron los europeos quienes dieron el primer paso en el minuto 13 cuando un saque de esquina terminó rosando en el brazo derecho del defensa brasileño Fernandinho, y terminó entrando en la portería de Alisson.

Los brasileños seguían demostrando su buen futbol en los tres cuartos de cancha, y en el minuto 31 de la primera parte, un contraataque organizado por Romeo Lukaku desde la mitad del campo asistió a Kevin De Bruyne, quien remató desde fuera del campo y batió al portero brasileño.

Los dirigidos por Tite salieron en la segunda parte con otro estilo de juego para intentar empatar el compromiso, y no fue hasta el minuto 76 cuando un centro de Countinho que cabeceó Renato Augusto, descontó en el marcador. Pero era tarde para el equipo del exagerado Neymar, quien tuvo que despedirse entre lágrimas.

Loading...
Compartir