Pensionados y jubilados que cobran en la sede del banco Bicentenario ubicado en calle Dalla Costa, en el centro de la capital deltana, no han cobrado su beneficio, al menos, hasta las 11:45 am de este viernes, porque el “sistema está caído”.

Anteriormente, se debió a una supuesta falla en el sistema del IVSS en Caracas la semana pasada.

La caída de la línea, fue la excusa usada de forma reiterativa, en los momentos más aciagos de la economía venezolana, cuando no había liquides de dinero en efectivo, y hay usuarios que dudan de la caída de la línea.

Lo que llama la atención de los abuelos, es el funcionamiento de la otra sede ubicada en un centro comercial de una reconocida cadena privada.

Algunos decidieron movilizarse hasta la sede del Bicentenario del centro comercial, pero dada la presencia masiva de usuarios y una cola que se alargaba por más de 70 metros y el desorden en la puerta principal, decidieron volver al centro de Tucupita.

Algunas personas de la tercera edad, permanecen desde las 2:00 am de este viernes, y hasta las 11:45 am, y no han ingerido ni agua, ni alimento.

Mientras la espera se prolongaba, una intensa lluvia cayó sobre Tucupita desde las 4:00 am hasta las 8:30 am. A partir de la mencionada hora, la intensidad bajó a moderada, pero para los ancianos, siguió siendo un martirio, porque esperaban a orillas de la carretera.

Empapados, con caras de cansancio, y hambre, seguían, literalmente bajo la lluvia que caía, aunque moderada, sobre Tucupita a las 11:45 am de este viernes.

El interior del banco, se mostraba solitario, con la puerta cerrada, dos efectivos de la GNB en la puerta, un vigilante bancario, y en el fondo, las taquillas sin trabajadores.

Loading...