Varios efectivos de la brigada antiterrorista del Cicpc se encuentran desplegados en Tucupita.

Extraoficialmente, se pudo conocer que estarían tras el rastro de cualquier posible vínculo que pueda haber entre activistas políticos deltanos de la oposición y los perpetradores del fallido atentado contra el presidente Maduro. Bajo las actuales circunstancias nada se descarta.

Su presencia obedece a la necesidad temprana de neutralizar cualquier tipo de coordinación, conexión o enlace que pueda permitir la articulación de factores políticos, militares y de la sociedad civil, dirigida a promover o provocar un nuevo atentado.

La presencia de algunos jóvenes “cabeza caliente” en el estado y de personalidades vinculadas a la AN y a los principales partidos de la oposición, les ha hecho pensar en la posibilidad real de que algún residente de esta tierra se sume a la causa de subvertir el orden público.

Nuestra condición de estado fronterizo, propicio para escapes o salidas irregulares del país, también es un elemento que consideran seriamente.

Una presencia más para añadir al extraño clima que vive Venezuela.

Loading...