Brisas del Este, 9 años haciendo sus necesidades fisiológicas clandestinamente

Clandestinamente, porque a diario deben improvisar baños en cualquier lugar. Las casas, que fueron construidas en 2012, no cuentan con tubería de aguas negras.

Brisas del Este, un populoso sector que está en las periferias del centro de Tucupita, ha visto pasar los años entre charcos, sin servicios básicos y  ahora con la crisis que los vulnera más.

Los vecinos del sector lamentan tener que desnudarse para salir de su comunidad cada vez que llueve, porque esta zona se inunda.

En 2012 construyeron algunas casas a las que no se les incorporó los canales de drenajes, no tienen acera y según  sus afirmaciones, todo se convierte en «un caos» cuando llueve.

El gobierno acude a la ayuda de estos vecinos cuando se aproximan las elecciones. Es cuando se encharcan junto a la gente que ahora pide ayuda de estos funcionarios que fueron elegidos para generar políticas que generen bienestar y desarrollo, como lo establece la Constitución de Venezuela, insisten.

Los niños son los más afectados. Sus sensibles pieles se convierten en el blanco perfecto para el ataque de gérmenes y parásitos. El centro de salud más cercano es el que está en Delfín Mendoza, no obstante, carece de medicinas indicadas para las patologías de la pobreza.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta